Twilight Cronnos & Los hijos de Sangre
Bienvenidos a Twilight Cronnos


 brothersoft.com  brothersoft.com  brothersoft.com  brothersoft.com









¡Bienvenid@!

Bienvenido a Twilight Cronnos & los Hijos de Sangre



¡Conectate!

Ingresa con tu nick, Nombre y Apellido, se admiten iniciales.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 23 el Jue 15 Jun - 6:12.










Administración

Renesmee C. Cullen
MP - PERFIL
Isabella M. Cullen
MP - PERFIL
Alexandra G. Night
MP - PERFIL
Jane E. Vulturi
MP - PERFIL
Didyme Vulturi
MP - PERFIL


Awards


Volker W. Wycliff
Mejor personaje masculino
Últimos temas
» Looking For You
Dom 8 Dic - 0:22 por Invitado

» Twilight Rol Suiza [Afiliación Standard] Dos años ONLINE!!
Vie 15 Mar - 13:04 por Invitado

» Blood´s Hunters [Afiliación Hermana]
Miér 27 Feb - 10:18 por Invitado

» Imperial City || Elite || TVD ; PLL ; TW ; GG ; TSC || Foro nuevo.
Vie 18 Ene - 19:26 por Invitado

» 7th & Spring || Afiliación normal
Miér 2 Ene - 11:56 por Invitado

» Adventures of Merlín - Afiliación Elite
Mar 1 Ene - 23:19 por Invitado

» H2O Sirenas del Mar • Mermaids • Elite • +18 • Nuevo
Mar 1 Ene - 18:44 por Invitado

» Sweet, sweet London (Richie)
Jue 20 Dic - 23:06 por Richie J.

» Make It Up As I Go - Élite, Famosos, Cambio boton
Dom 16 Dic - 5:40 por Invitado









Enlaces Rápidos






Amsterdam

Pasa el ratón por encima para desplazar la información.
Hermanos





Élite

Adventures Of Merlin Titanic RPG Make It Up As I Go


Normales


 brothersoft.com









Créditos&Copyright

Skin diseñado por Skaôi de SourceCodeEl contenido de este foro es propiedad del staff administrativo. La historia se basa en la saga Twilight, con un toque original de Renesmee C. Cullen. Los graficos fueron diseñados en conjunto por Didyme Vulturi y Alexandra G. Nigth, utilizando el coloring de Sidhe.

Horas interminables [Alice]

Ir abajo

Horas interminables [Alice]

Mensaje por Jasper Hale el Dom 8 Ene - 13:10

Era la última hora de clase por la mañana, Latín, y yo me encontraba mirando de manera distraída por la ventana, desde el asiento que ocupaba en la última fila. No prestaba ningún tipo de atención a lo que explicaba el profesor desde la parte delantera del aula, más que nada porque cualquier cosa que él pudiera intentar enseñarme, yo ya la sabía. Además, tenía cosas más importantes en las que pensar. Por ejemplo, cuánto tiempo hacía que habíamos salido de caza por última vez. Porque se me estaba empezando a hacer insoportable. Miré el reloj. Quedaban diez minutos. Seguí mirando hacia el exterior. Sonreí burlón al darme cuenta de que la clase tenía suerte de que yo me sentara al final, solo, y con una ventana (generalmente abierta) al lado. Si, además, conseguía seguir aparentando humanidad sin respirar demasiado, quizás conseguiría acabar la clase sin sufrir demasiado. A pesar de todo, la sed me quemaba en la garganta como un hierro al rojo vivo. Me pasé la mano por el pelo, mirando con desesperación hacia la parte delantera de la clase, y decidí intentar adelantar un poco las cosas. Me concentré en la figura del profesor, como haría cualquier estudiante normal, pero en vez de atender, empecé a mandarle una ligera sensación de impaciencia. ¿Resultado? Dos minutos más tarde, el profesor se rendía ante las ganas de salir del aula y daba la clase por finalizada antes de tiempo, provocando una euforia general. Estupendo.

Mis cosas ya estaban recogidas antes incluso de que nadie se diera cuenta, así que contuve la respiración y salí rápidamente de la estancia. De un golpe, abrí la taquilla y deposité dentro mis libros, cerrándola de nuevo con fuerza. No demasiada, obviamente, pero sí resonó el golpe a lo largo del pasillo, prácticamente desierto porque la gente seguía atendiendo a sus clases. Suspiré. Ahora tenía dos opciones. Salir al aparcamiento, donde habría una pequeña corriente de aire, y despejarme, o irme a esperar delante de la clase de Alice a que terminara, aguantando a los estudiantes que paseaban por ahí. Sonreí. Nunca se me había dado bien escabullirme de los problemas. Medio minuto más tarde estaba apoyado en la pared, tenso, con cara de concentración para intentar evadirme del olor de los humanos del edificio, y a la espera de que sonara el timbre y la puerta de enfrente se abriera, dando paso a la marea de estudiantes, y a mi esposa. Obviamente, sabía que no iba a ser una sorpresa: ella me habría visto ya. Pero aún así, prefería mil veces aguardar ahí, y ganar cinco minutos en su compañía. Era una recompensa que hacía que el mal trago valiera la pena.
avatar
Jasper Hale
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 50
Monedas de oro : 110
Fecha de inscripción : 31/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por M. Alice B. Cullen el Dom 8 Ene - 21:40

El tiempo pasaba lentamente mientras la clase de Historia seguía su curso, curiosamente este semestre le había tocado estar sola en esta asignatura, y aunque lo supo desde mucho antes que le dieran el horario, todavía la fastidiaba no compartir aula con su esposo o en su defecto alguno de sus hermanos, el tema que estaba trabajando el profesor ya era uno que se conocía de memoria, casi podía recitar las citas textuales que tomaba de los libros, suspiro tranquilamente, mientras su mano no dejaba de escribir, costumbre que debía seguir si no quería que los que se encontraban a su alrededor sospechara, cada cierto tiempo posaba la vista en su cuaderno y en el profesor así como asentía ante sus palabras, aunque no escuchaba ninguna. observo su reloj e hizo una mueca, todavía le quedaba una hora mas de clases, así que para entretenerse empezó a observar a cada uno de sus compañeros humanos, podía decir exactamente lo que haría cada uno, mucho antes que él mismo lo hiciera y se entretuvo unos minutos "adivinando" sus movimientos, la mayoría no prestaba atención a lo que el profesor mencionaba y eso la hizo reír tan ligero como pequeños cascabeles en movimiento, varios la vieron de reojo pero no directamente otros simplemente se tensaron pero continuaron con sus ocupaciones, pero se le antojo divertido verlos indiferente al contenido de la clase, se llevarían una sorpresa cuando el examen sorpresa les llegara de imprevisto, el cual seria la próxima semana.

Cerro sus ojos por unos instante pensando en jazz, su caballero sureño, siempre lo hacia, una costumbre adquirida con los ojos cuando no estaba cerca de él, su clase no estaba muy lejos de la suya, por lo que casi podía sentir la tentación salir mas temprano e irlo a buscar, y aunque podía hacerlo con facilidad usando sus encantos, decidió esperar pacientemente que terminara la clase, después de todo era poca las veces en que se quedaba una clase completa, abrió sus ojos para nuevamente ver el reloj solo habían pasado unos minutos desde que había mirado la primera vez, aveces odiaba cuando el tiempo no iba en proporción a lo que deseaba, justo en ese momento tuvo una visión que la hizo sonreír alegremente, se concentro en mirar por la ventana mientras la ultima media hora de la clase terminaba, cuando sintió el olor característico de su esposo supo que estaría detrás de la puerta, en el pasillo, se volteo y sonrió mientras se levantaba y se acercaba al escritorio donde el profesor se encontraba -disculpe profesor, me siento un poco mal y me gustaría ir a la enfermería- casi mas que una petición era una orden pero con una sonrisa adorable y una mirada inocente, en vez de lograr que el profesor le negara la solicitud este solo asintio con unas pocas palabras "que no se vuelva a repetir señorita Cullen", le sonrió al profesor y este se ruborizo levemente, lo bueno de ser vampiro es que la belleza que poseía hacia que ningún humano le negara alguna cosa, tomo de su pupitre el bolso mientras guardaba las cosas y salio del salón con paso pequeños pasos cual bailarina de ballet -sabes que eres el responsable indirecto de que me saliera de clases antes de sonar la campana- comento en un susurro ligero, que solo alguien con un buen oído podría escucharlo -deberías hacerte responsable por ello- agrego sonriente mientras le tomaba la mano y lo jalaba lejos de las aulas -pretendía quedarme hasta terminar la clase- finalizo haciendo un puchero de falsa tristeza, mientras lo miraba a los ojos.



avatar
M. Alice B. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 531
Monedas de oro : 423
Fecha de inscripción : 08/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
0/0  (0/0)
Velocidad:
0/0  (0/0)
Litro de Sangre:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por Jasper Hale el Lun 9 Ene - 7:50

Esperé pacientemente en el pasillo, apoyado en el lateral de unas taquillas, mientras la gente empezaba a salir de sus clases también. Resoplé. Odiaba tener un horario diferente al de Alice, o el resto de la familia. Era bastante descorazonador. Pero bueno, ya para lo que nos quedaba en aquel instituto, no valía la pena pedir un cambio de modalidad. Eso sí: para la próxima vez que tuviéramos que matricularnos en otro colegio, fuera donde fuera, pensaba pedir exactamente las mismas asignaturas que mi esposa, por muy aburridas que me parecieran. Lo haría todo más soportable. Miré a mi alrededor. Llevaba allí un par de minutos y, conociendo a Alice, no tardaría muchos más en salir. Pero era consciente de que atraía las miradas de los estudiantes que pasaban a mi alrededor. De hecho, si me esforzaba un poco, podía oír los murmullos que me identificaban como "tío raro", en la mayoría de los casos. Puse los ojos en blanco, y me tensé todavía más. Entre ellos, y el olor, que cada vez era más insoportable, me ponían de los nervios.

En ese momento, se abrió la puerta del aula, y levanté la cabeza, esperanzado, porque sabía que la clase no se había acabado todavía. Evidentemente, la figura que estaba en aquel momento atravesando el umbral, era la de Alice, que salía de la estancia con sus elegantes movimientos, y susurrando algo en voz tan baja que dudaba que nadie más lo hubiera oído. Esbocé una pequeña sonrisa. - ¿Debería? Entonces me siento halagado por ello. - Noté un suave contacto en la mano cuando ella me lo cogió, y mi cuerpo respondió automáticamente a él, empezando a andar a su paso, alejándonos del resto de estudiantes. Genial. El siguiente comentario de Alice provocó que arqueara una ceja, adoptando un aire ligeramente burlón. - Seguro que sí, no hay nada más emocionante que la historia. Bueno, si suspendes por mi culpa, prometo quedarme estudiando contigo. - Algo que no pasaría de ninguna de las maneras: no solamente porque ella ya había cursado esa asignatura más veces que el propio profesor, si no porque además, jugaba con ventaja y, a esas alturas, ya sabría las preguntas del examen. Cosas de poder ver el futuro.
avatar
Jasper Hale
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 50
Monedas de oro : 110
Fecha de inscripción : 31/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por M. Alice B. Cullen el Lun 9 Ene - 9:30

Siempre sentía cada vez que veía a jazz una emoción tan grande que era indescriptible, si fuera humana seguro se sonrojaría y su corazón latiría furiosamente cada vez que lo viera, para ella era el ser perfecto, único, especial y sin lugar a duda la persona más importante de su existencia, porque simplemente así era, un motivo o una razón no había, era algo tan natural como el respirar para los humanos, sonrió divertidas al darse cuenta de lo cursi que sonaba aquello en su mente pero poco le importo, sus pensamientos eran solo de ella y podía darse el lujo de plasmar su sentir como si de un pintor se tratase, ella era feliz solo por tenerlo para ella, porque “su jazz” era exclusivo, si lo confesaba era posesiva, casi como rose o emmet, solo que ella lo demostraba de otra manera y no tan efusivo como sus hermanos, cuando escucho las palabras de su amado ante su queja anterior no pudo evitar solar una pequeña carcajada –claro no todos logran que la gran Alice cullen se escaquee del aula de clase- comento en tono bajo, imposible de escuchar para el odio humano pero perfectamente audible para los sentidos de un vampiro –para el próximo instituto, pretendo ver todas las clases contigo, no me gusta que estemos separados- mascullo con un puchero infantil mientras daba pequeños saltos al caminar, hablar con su amado era de las cosas que más le gustaba, y ante su comentario no pudo evitar sonreír con malicia –bueno entonces te confiero el puesto de mi tutor particular, necesitare ayuda para pasar el examen sorpresa que habrá la próxima clase- le guiño un ojo traviesamente mientras se soltaba de sus manos y se colocaba enfrente de él –si repruebo te hare responsable ya lo sabes- prosiguió mientras se volteaba y daba pequeños saltos en su caminar danzarín.

Sin darse cuenta si quiera estaban en el patio del instituto, y como siempre podía sentir la mirada de todos los estudiantes mientras pasábamos no por nada éramos el centro de atención, al igual que sus hermanos no podíamos pasar desapercibidos aunque quisiéramos, pero era algo que no se podía evitar, los humanos notaban la diferencia aunque no fueran consciente de ello, volteo su cuerpo mientras caminaba hacia atrás con perfecto equilibrio y lo miraba a los ojos, sabia lo difícil que era para él mantener el control, lo podía ver tenso y tratando de no respirar mas allá de lo suficiente como para aparentar –vamos jazzy no pasara nada tranquilo- comento mientras le sonriera –yo lo sabría, lo sabes- se acerco nuevamente a él y lo tomo de la mano, lo cual para ella era una de las mejores sensaciones de todas –¿quieres que busquemos a los demás?, o ¿poseamos un rato nosotros solos?- le pregunto aunque ya sabía la respuesta, espero a que él respondiera con una sonrisa divertida.
avatar
M. Alice B. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 531
Monedas de oro : 423
Fecha de inscripción : 08/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
0/0  (0/0)
Velocidad:
0/0  (0/0)
Litro de Sangre:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por Jasper Hale el Lun 9 Ene - 16:11

Monitorizar las emociones de aquellos que me rodeaban no era sencillo. En ocasiones, era más un estorbo que otra cosa. Pero había momentos por los que valía la pena poder sentirlo. Y aquel era uno de ellos. Normalmente, Alice era una personita curiosa de percibir. Ya de por sí, siempre emanaba más alegría y exaltación de los que cualquiera pensaría que pudieran caber en un cuerpo tan pequeño. Pero es que, además, en momentos como aquel, en los que podía sentir exactamente lo mismo que ella, todavía me sorprendía más de que pudiera provocarlo yo. Lo cual era normal, teniendo en cuenta que durante una época de mi vida, yo había creído que no merecía aprecio de nadie. Al pensarlo, una sonrisita, no demasiado grande, apareció en mi rostro, correspondiendo también a su comentario. Sí, me sentía bastante más que halagado. Me sentía muy, pero que muy afortunado.

Asentí, distraído, cuando dijo que en el siguiente instituto, se matricularía conmigo. Lo había estado pensando yo minutos antes, así que estaba totalmente de acuerdo. Igual que con la idea que acababa de expresar ella en voz alta. - Acepto con gusto el cargo, señorita, pero no creo que vayas a necesitar mi ayuda. - En ese momento me di cuenta de que ya no me cogía la mano, y me la metí momentáneamente en el bolsillo, para volver a sacarla inmediatamente después. No tenía frío, no me era necesario. Y entonces me di cuenta de que ya habíamos salido al patio. No me había percatado de ello hasta aquel momento, y no lo habría hecho si no hubiera empezado a notar una suave brisa, que tan pronto me traía un olor que no quería notar, como lo alejaba de mí. Las palabras de Alice, lejos de reconfortarme, me hicieron sentirme todavía más estúpido. ¿Por qué los demás podían hacerlo con tanta facilidad y yo no? Habría intentado sonreír de nuevo, si no hubiera estado seguro de que habría hecho un gesto parecido a una mueca. - Lo sé. Pero eso no hace que me sienta mejor. - Lo que sí provocó que me relajara un poco fue, de nuevo, que ella me cogió la mano. Ella siempre estaba ahí para intentar tranquilizarme.

Ante su pregunta, compuse momentáneamente un gesto absolutamente fingido de concentración, como si lo estuviera pensando. Fingido porque tenía clarísimo cuál de las dos propuestas me atraía más. Pero el bromear, aunque no soliera hacerlo a menudo mientras estaba entre las cuatro paredes del instituto, también me ayudaba a pensar en otras cosas. Y a despejar mi mente y mi nariz. - No creo que nos echen de menos si nos vamos a dar una vuelta. A ellos todavía les falta un ratito de clase.
avatar
Jasper Hale
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 50
Monedas de oro : 110
Fecha de inscripción : 31/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por M. Alice B. Cullen el Lun 9 Ene - 19:23

la soledad era cada vez menor, los alumnos poco a poco iban abandonando las aulas de clases, y en su mayoría se encontraban en los pasillos internos del instituto y es que día se encontraba frió como para salir al patio, sin embargo así como ellos otros cuantos habían decidido arriesgarse y estar al ire libre en el patio, y ese olor era el que en estos momentos a su adorable esposo atormentaba, sabia que sus palabras no siempre eran las mejores, aunque no tuviera el don de sentir a los demás, lo conocía demasiado bien como para no saber lo que pensaba o sentía en ese momento, como explicarle que ella estaba orgullosa de él, que el hecho que pudiera resistir en este momento atacar a alguien tenia mucho mas merito que el hecho de que ella aguantara tranquilamente, de su familia el que mas disfruto de la sangre humana fue él y que la pudiera dejar significaba que tenia mucho mas valor que nosotros quienes prácticamente en nuestro sistema poco habiamos tomado de la sangre humana, lo único que pudo hacer siempre que sus palabras fallaran era enviar el sentimiento que le transmitía.

le sonrío ligeramente y le apretó con mas fuerza la mano, cuando le pregunte por si quería pasear o buscar a los demás ya sabia que el eligiera pasear conmigo y eso la hacia pensar que hacia mucho que no lo hacían, últimamente las cosas habían estado un tanto extraña, con la llegada de nessie todo era un caos en su mente, y el que jazz hubiera estado ocupado había logrado que nuestro tiempo junto y a solas era mínimo, trato de relajarse y no hacer que la tensión se apoderara de ella, no quería que su esposo se preocupara por sus contaste malestares en cuanto a los miles de puntos ciegos que había en su visión en cuando al futuro de su sobrina se refería, lo miro de reojo, mientras le sacaba la lengua -ya sabia yo que me eligieras, después de todo soy mas interesante- comento en tono burlon, le gustaba bromear con su esposo, asi podia relajar el ambiente, sin darse cuenta lo habia alejado de todos, habian llegado un pequeño lugar del instituto poco transitado donde el olor a follaje era mucho mas intenso y la brisa se llevaba el olor de la sangre humana -no recuerdo la ultima vez que estuvimos a solas- comento mientras lo miraba y le sonreia -con tantas cosas a sido realmente dificil- comento poniendo palabras a sus pensamientos anteriores, usualmente era muy abierta con su esposo le gustaba compartir todo aunque preferia mantener ciertas cosas al margen -extrañaba estar asi- y sin poder evitarlo lo abrazo como si buscara un poco de calor, alrededor no habia nadie asi que bajo un poco sus defensas, emmet siempre decia que eramos muy reservados pero asi nos gustaba a nuestra manera.
avatar
M. Alice B. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 531
Monedas de oro : 423
Fecha de inscripción : 08/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
0/0  (0/0)
Velocidad:
0/0  (0/0)
Litro de Sangre:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por Jasper Hale el Mar 10 Ene - 7:21

Sabía que se preocupaba por mí. Lo notaba. Y, en cierta forma, aquello tampoco me gustaba. No quería que se sintiera mal por mi culpa. Así que intenté relajarme, al menos en parte, lo cual se hacía más fácil a medida que nos íbamos alejando del cúmulo de humanos. Más que nada porque no tenía que aparentar demasiada humanidad, y podía respirar cada vez con menos frecuencia. Y pude corresponder al leve apretón que noté en mi mano con una sonrisa más o menos sincera. Era lo mínimo que podía hacer para evitar que se preocupara más. Aunque debería de haber supuesto que Alice era demasiado alegre como para dejar que mis problemas la afectaran: seguía bromeando, intentando sacarme alguna carcajada. La cual cosa era de agradecer, ya que me daba otras cosas en las que pensar. Alice siempre sabía exactamente qué hacer o qué decir para que yo me sintiera no mejor, sino un poquito menos estúpido. - Quizás sea eso, o quizás que me gusta más estar contigo. O ambas cosas.

Para cuando acabé de pronunciar esas palabras, miré a mi alrededor y me di cuenta de que mi esposa (qué bien que sonaba aquello) me llevado a un sitio lo suficientemente apartado como para que no pudiera notar nada. Aquel descubrimiento me hizo sonreír de manera alegre por primera vez desde que me había bajado del coche por la mañana. Si, así se estaba mucho mejor. Me incliné hacia delante para darle un beso en la mejilla a Alice. Era mi manera de agradecérselo, pero sin ponerle palabras. Seguro que lo entendía. Y después, al oírla, me encogí de hombros. Yo tampoco lo recordaba, pero me bastaba con saber que se encontraba bien. Si no, no me despegaría de su espalda jamás. - No te preocupes por eso. Todos hemos tenido muchas cosas que hacer. - Iba a añadir algo más, pero ella fue más rápida (siempre lo era) y habló antes, para después abrazarme y acurrucarse contra mi pecho. Compuse una expresión de sorpresa durante unos segundos, porque no me lo esperaba, pero rápidamente relajé el semblante, colocando uno de mis brazos por detrás de su cintura, y subiendo la otra mano para empezar a acariciarle el cabello, con suavidad. - Yo también lo echaba de menos. Pero yo me contento con saber que estás bien. Lo demás no me importa.
avatar
Jasper Hale
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 50
Monedas de oro : 110
Fecha de inscripción : 31/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por M. Alice B. Cullen el Mar 10 Ene - 21:35

El viento frió acariciaba su rostro, la sensacion lejos de hacerla tiritar de frio (lo normal en un humano) la hacia relajarse y animarse porque eso solo queria decir que todos los estudiantes, evitarían estar en cualquier lugar que no fuera el instituto y la calefacción con la que contaba, sonrió ligeramente a las ventajas que encontraba al ser un vampiro, sin preocuparse por congelarse podía recorrer el exterior con evidente facilidad, y por ello lo había escogido precisamente, muchas veces cuando quería estar sola venia aca y se quedaba un buen rato perdida en sus pensamientos, aquellos que deseaba ocultar de la mente siempre despierta de su hermano Edward y aunque no había tenido la oportunidad de traer a su esposo hasta hoy, se contentaba saber que habia logrado su cometido, la sonrisa que tenia era sin lugar a duda una de sus favoritas, aquellas que no eran producto de su amabilidad o cortesía, aquellas que salían cuando estaba relajado de manera natural y su mente no estaba concentrada en evitar alguna tragedia que podría provocar, solo cuando sintió el cálido aliento de los labios de su jazz en la mejilla, supo que todo era como tenia que ser.

Sabia que había sorprendido a su esposo con el abrazo espontaneo que había realizado, y de igual manera tenia por seguro que no me separaría de él, nunca lo había hecho y no empezaría haciéndolo en este momento, aunque estaba seguro que muchos pensarían que así era, recordó los muchos comentarios que usaban para calificar a su compañero de la eternidad, quien creería que una mujer vivaz como ella, estaría con un hombre tan serio, la risa con sonido de mil cascabeles resonaba por el lugar, la respuesta esas interrogantes era obvia, ambos eran un complemento, la parte que necesitaba el otro para ser un ser perfecto -eso sin lugar a dudas es absolutamente la verdad- comento antes sus palabras porque aunque sus pensamientos estaban un tanto distantes, la conversación que mantenía con su caballero sureño no se quedaba de lado - lo se querido, siempre estas pendiente que este bien, de igual manera yo estaba tranquila porque también sabia que estabas en perfectas condiciones - le guiño un ojo, siempre tenia esa manía, cuando estaban separados, miraba el futuro de su esposo para saber como estaría, así como a los demás miembros de su familia si estos iban a alguna misión peligrosa -y no tuve tiempo de meterme en problemas, con nessie y lilian para vestir, el tiempo pasa volando- comento con diversión en parte era cierto, era una de esas pocas veces en que no se odiaba por ser tan inútil cuando mas se le necesitaba -lo mejor que podemos hacer todos es buscar cosas que hacer- agrego recordando que el ambiente de la mansion no era precisamente uno de alegria y las constantes frustraciones no solo de ella sino de los demas miembros de su familia, lograrian hacer sufrir a jazz mucho mas de lo que cualquiera pensara, y aunque sonaba egoista por su parte, no le gustaba cuando jazz "aborvia" el sentimiento que reinaba a su alrededor, ella misma era una en la que solo se permitia descargar su molestia cuando se alejaba de su esposo, es por ello que en muchas ocaciones lo hacia hasta cierto punto a proposito -cuando todo termine deberíamos salir de vacaciones- menciono con un tono ligero y divertido, tenia la confianza que todo se resolvería "la ingenuidad no es parte de ti" se amonesto mentalmente pero era lo mas que podía hacer, ser positiva, porque la negatividad estaba fuera de cuestión.

avatar
M. Alice B. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 531
Monedas de oro : 423
Fecha de inscripción : 08/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
0/0  (0/0)
Velocidad:
0/0  (0/0)
Litro de Sangre:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por Jasper Hale el Miér 11 Ene - 9:34

Por primera vez desde que Alice me había llevado a ese lugar apartado, me di cuenta de que, además de no oler más que la vegetación que nos rodeaba, tampoco percibía más emociones que las suyas. Lo cual también era, en gran medida, un alivio. Últimamente todo el mundo estaba estresado por algo: los estudiantes, por los exámenes, o por culpa de las hormonas alteradas; en casa, la llegada de mi futura sobrina (porque a lo que estaba pasando todavía no sabía muy bien como llamarlo), nos tenía a todos revolucionados, y yo, que acumulaba lo de todo el mundo, pues estaba peor. Menos mal que siempre había tenido la fama de solitario, y a nadie le extrañaba que me escabullera de las salas que se empezaban a llenar de gente: si no, habría tenido que explicar muchas cosas. Por ello, últimamente estaba volviendo a pasar más tiempo solo, para poder estar más relajado. Y aquello me hacía sentirme ligeramente egoísta, porque sabía que todos tenían sus problemas, y no era el único.

Asentí cuando dijo que yo siempre estaba pendiente de que ella estuviera bien. Por supuesto. De hecho, y esperaba que el resto de la familia lo supiera sin necesidad de expresarlo en voz alta, mi existencia entera giraba en torno a ella, y a su seguridad. Si algún día existiera la posibilidad de que le llegara pasar algo, aunque no llegara a salir herida, el responsable debería responder ante mí. Y no saldría precisamente bien del encuentro: por una vez, mis cicatrices eran una buena señal de ello. Sonreí al imaginarme la escena de Alice jugando a las muñecas con Renesmee y Lillian. No había pensado en que eso le daría una nueva excusa para salir de compras. - Hmm... supongo que ambas estarán encantadas de tener su propia asesora personal de imagen, siendo tan pequeñas. - Sobretodo Renesmee, porque dudaba mucho que Lillian entendiera algo de moda todavía. Iba a añadir algo más, a hacer algún comentario referido a que yo me mantenía ocupado con las traducciones, que me distraían un poco de pensamientos estúpidos, cuando Alice mencionó algo de unas vacaciones. La miré con curiosidad, valorando la idea. No era mala... de hecho, era prácticamente perfecta. Hacía tiempo que no nos íbamos los dos, solos, y supondría un estupendo cambio en la rutina del instituto. - Tienes toda la razón del mundo, sería genial. ¿Dónde te gustaría ir? - Coloqué ambos brazos alrededor de su cintura, acercándola a mí, mientras esperaba su respuesta. Unas vacaciones... No sabía lo que significarían para ella, pero a mí se me antojaban a tranquilidad. Bendita tranquilidad.
avatar
Jasper Hale
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 50
Monedas de oro : 110
Fecha de inscripción : 31/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por M. Alice B. Cullen el Miér 11 Ene - 20:31

se sentía tan bien en los brazos de su compañero, que no hacia movimiento alguno para moverse, ventajas de ser un ser eterno es que el cuerpo no necesitaba cambiar continuamente de posición para no cansarse, por ella podría encontrarse así por mucho tiempo, desde el exterior parecían ser dos estatuas sin moverse, sin cansarse, acopladas a la forma en que estaban hechas, y eso le gusto, levanto el rostro y lo inclino hacia arriba para observarlo mejor mientras conversaban, podía contar cada una de las cicatrices que surcaban su rostro y todo su cuerpo nunca se cansaba de ello, aunque en múltiples ocasiones, este la confrontaba por admirarlas, una prueba de todo lo que había pasado en su vida antes de llegar a donde estaba, solo una ligera risa mientras cambiaba el curso de su mirada hacia el paisaje que se daba ante ella, podía decir que tan solo habia pesado unos minutos desde su llegada, aunque quizás llevaban mas del tiempo correspondiente al "descanso" para el inicio de la próxima clase, barajeo las posibilidades de no entrar mas por el resto de la jornada y es que le gustaba sentirse en paz y relajada, cuando hacia tiempo que no lo hacia, quizás fuera que el sentimiento de jazz se lo transmitía a ella, pero la verdad es que no sentía el menor deseo de volver a la multitud de personas, ella siempre había sido sociable, enérgica y alborotada, pero aveces le gustaba mantener un estado de calma que le permitiera volver a su cause y quizás así sus visiones mejoraran "ilusiones propias de alguien que se aferra a un hecho que no puede ser cambiado" pensó con cierta frustración, mientras eliminaba cualquier pensamiento que pudiera obstruir su paz momentánea , quizás estaba siendo egoísta pero todos en pocas o grandes medidas buscaban la paz para hallar la respuesta correcta.

salio de sus pensamientos que ultimamente era su confidente para carcajearse divertida -pues almenos lilian me permite buscarle nuevos modelos, pero nessie no se porque pero me da la impresion que tiene el mismo gusto por la moda que su madre- comento haciendo un puchero un tanto descepcionado -de lo poco que conozco a Bella puedo decirte que es adorable pero tiene una extraña adversion a la moda- suspiro con impotencia ante ese hecho, haciendo un ademan con la mano -pero con un poco de suerte la haré cambiar de opinión- finalizo mientras miraba de nuevo a su esposo y le guiñaba un ojo -es una especie de reto personal- mientras hablaban y mencionaba la idea del viaje, se imaginaba ir a parís, Francia amaba la época en donde salían las nuevas colecciones, pero también un lugar en donde pudiera relajarse quizás alguna isla, como la que le había regalado carlisle a esme -tengo dos lugares en mi lista parís y una isla privada, podemos ir a las dos verdad?- menciono con ojos brillante y cara de niña buena que desea algún regalo especial para navidad, mientras se colocaba de tal manera que pudiera rodear las manos por el cuello de su esposo y mirarlo de frente, aunque por supuesto tenia que levantar la cabeza, su estatura en comparación con la de su esposo siempre era un pequeño problema, si no fuera por su condición de vampiro, estaba segura que tendría un dolor de cuello muy seguido -se que quieres un lugar tranquilo y yo tambien pero la coleccion de versace se acerca y bueno no puedo dejar de ir- finalizo sonriendo, sabia que aceptaria, nunca le negaba nada pero le encantaba verlo pensar en ambas opciones.
avatar
M. Alice B. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 531
Monedas de oro : 423
Fecha de inscripción : 08/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
0/0  (0/0)
Velocidad:
0/0  (0/0)
Litro de Sangre:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por Jasper Hale el Jue 12 Ene - 15:32

Oírla reír fue el sonido más bonito que había tenido la oportunidad de escuchar en todo el día. La escuché hablar, mientras le daba vueltas a un corto mechón de pelo moreno entre mis dedos, divertido, recordando los comentarios que podía oír a menudo en el instituto de la boca de algunos de los estudiantes. Todos iban por la misma línea, siempre: ¿cómo podía estar una chica como ella con alguien como yo? Yo siempre estaba tenso, sin sonreír, intentando pensar en algo que no fuera el olor de la sangre. Ella, en cambio, era elegante como una bailarina, siempre llevaba una sonrisa pintada en el rostro y una palabra amable para todo el mundo. ¿Y el aspecto físico? Yo alto, ella bajita. Ella morena y de pelo corto, yo rubio y con mis rizos desordenados. Ella perfecta, siempre, y yo cubierto de cicatrices, que aunque no eran casi apreciables al ojo humano, yo sabía que estaban ahí. Además, mientras estábamos en aquel edificio, se suponía que simplemente estábamos saliendo juntos, como cualquier pareja adolescente normal, y eso provocaba que mucha gente no entendiera que nos limitáramos a ir juntos a prácticamente todas partes, sin ser efusivos. Normalmente, y más cuando ponían en duda el criterio de Alice, aquellas murmuraciones solían hacerme enojar. Más de una vez había tenido que controlarme para no agarrar a alguien de la pechera de la camiseta y estamparle contra la pared. Pero, a pesar de que sería una reacción totalmente normal (había visto a más de un chaval hacerlo), podría haber puesto en peligro bastantes cosas.

Ladeé la cabeza con curiosidad mientras la escuchaba contarme los problemas que tenía con Renesmee, Bella, la moda y la resistencia que las dos primeras oponían a dejarse vestir. No conocía demasiado bien a ninguna de las dos: ni a mi supuesta sobrina, ni a mi supuesta futura cuñada, así que me servía para, de alguna manera, recopilar información. Aunque tenía que admitir que su situación tenía algo de divertido. No había visto nunca a nadie que consiguiera resistirse a Alice. Tarde o temprano, ambas claudicarían. Seguro. - No me cabe la menor duda de que lo conseguirás. Y menos con esas caritas que tú y yo sabemos que pones. - Sonreí, divertido. Y, cuando segundos más tarde, saltó de tema y pasó a hablar del viaje, se demostró que yo tenía razón. - ¿Ves? Exactamente esa cara. Irresistible. - La dejé que defendiera sus dos opciones, a pesar de que yo había estado vendido desde el momento en que me lo había preguntado. Sí, por supuesto, acabaría accediendo. Cómo no. No era capaz de negarle nada, nunca lo había sido. Así que adopté una expresión pensativa fingida a la perfección, como si me costara decidirme. Nada más lejos de la realidad. - Bueno... es obvio que no podemos dejar que te pierdas la colección de Versace, ¿no?
avatar
Jasper Hale
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 50
Monedas de oro : 110
Fecha de inscripción : 31/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por M. Alice B. Cullen el Vie 13 Ene - 6:44

El silencio que nos rodeaba en cierta forma lejos de ser incomodo o molesto, era relajante y especial, aunque nos sumergíamos en nuestros pensamientos, siempre sabíamos que de alguna u otra manera eramos parte de ellos y por ende aunque las palabras faltasen el sentimiento nunca lo hacia y se quedaba entre nosotros, no tenia que usar mi don para ello, ni jazz necesitaba hacer uso del suyo tampoco, aunque aveces era divertido mandarle oleadas de amor, porque me encantaba cuando el sentía todo lo que me producía con su presencia, y es que su adorable caballero sureño siempre estaba en constante preocupación, pensando quizás que lo dejare en algún momento, cosa que era imposible, mi mera existencia estaba marcada por la suya, era como un todo, sin una parte no podría sobrevivir y en tal caso que lo lograra, jamas seria una eternidad feliz, porque despues de probar la felicidad a su lado, la oscuridad era tan insípida que no la quería y por ende seria pero que la muerte, aparto sus pensamientos que para ella no tenían ningún sentido, porque simplemente jamas iba a pasar, cerro los ojos mientras su rubio esposo jugaba con unos de sus mechones de cabello, como si la estuviera adormeciendo (algo imposible), solo el sonido de los animales y el de las hojas chocar contra el viento era todo lo que sentía -si me despeinas, no me veré muy bonita- menciono haciendo un puchero, su pelo era unico y aunque era prácticamente imposible verse desarreglada (amen por ello), su vanidad siempre estaba presente -y tengo una reputación que cuidar- finalizo para luego soltar una carcajada, su comentario le pareció tan adolescente que no pudo evitar burlarse del mismo, le recordó a unas cuantas compañeras del salón, aveces actuar como una era realmente divertido, contrario a sus palabras le encantaba cuando su esposo tomaba un mechón, si pudiera suspirar espontáneamente lo haría porque le encantaba.

sonrió divertida al escuchar sus palabras -yo no pongo ninguna carita, no se de que estas hablando- menciono mientras se hacia la ofendida para luego soltar una risita propia de ella y guiñarle un ojo -en poco tiempo ambas se rendirán, soy bastante persistente- prosiguio mientras sus ojos miel brillaban con emocion y es que los retos eran para ella un juego divertido, asi como las apuestas para emmett tan dificiles de resistir -pero lo dejaremos para mas tarde, ya pensare en mi estrategia de ataque- finalizo cual general en la guerra, para concentrarse en algo que por ahora le resultaba mucho mas atrayente el viaje a planear con su rubio perfecto -por supuesto, es indispensable que asista a ella- poniendo una expresión de falsa seriedad -después de todo es lo ultimo en moda- agrego como toda una profesional -pero claro eso no durara mas alla de una semana, asi que luego....- dejo las palabras al aire, mientras sonreia y sus ojos brillaban -....podemos irnos a donde mi respetable caballero sureño quiera ir- finalizo mientras lo miraba interesaba por saber a donde queria ir, aunque claro ya ella sabia la respuesta a ello, pero le daria la oportunidad de decirlo con sus propios labios.
avatar
M. Alice B. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 531
Monedas de oro : 423
Fecha de inscripción : 08/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
0/0  (0/0)
Velocidad:
0/0  (0/0)
Litro de Sangre:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por Jasper Hale el Dom 15 Ene - 7:56

Aislados como estábamos del resto del mundo en aquel momento, me pregunté a mí mismo si se notaría mucho si faltaba a lo que quedaba de clases. Teniendo en cuenta que en la mayoría me sentaba solo, y en una pequeña parte con Alice, y que nosotros nos ausentábamos siempre que hacía sol... no, probablemente nadie se daría cuenta. Además, nuestras notas exculpaban a cualquiera. Alcé las cejas, divertido ante su comentario, pero no aparté la mano de su pelo. No la estaba despeinando, y sabía que no la estaba molestando tampoco. Lo habría notado, en tal caso. Además, lo que ella había dicho era algo imposible. ¿Que no se vería bonita? Venga, hombre. Antes de que pudiera decirle nada, sin embargo, se me adelantó con otro comentario. Negué con la cabeza. No tenía remedio. - Eh, vamos, tú siempre te verás preciosa. Y lo de tu reputación... no te preocupes por ella, no creo que te quede mucha. Recuerda que estás saliendo con el tío raro del instituto. - Dicho, eso, le guiñé un ojo. No, no me hacían gracia los comentarios que se oían entre los alumnos, y menos si la perjudicaban a ella, porque la mayoría iban a hacer daño. Pero había que saber darles la vuelta, y encontrarles el punto divertido. Aunque la mayoría de las veces, aquello no se me daba muy bien. Pero bueno.

Oh, así que no ponía ninguna cara. Sí, claro. Solté una carcajada. - Conmigo no le hace falta disimular, señorita. Ya nos conocemos. - Cuando dijo que se rendirían, asentí con la cabeza. No me cabía la mejor duda. Además, ya había aprendido la lección: apostar en contra de Alice, aunque ella no utilizara su don, era mala idea. Tenía una cabezonería (que, dicho sea de paso) a mí me resultaba adorable) que hacía posible cualquier cosa que se propusiera. Y eso había gente que no parecía entenderlo. ¿Eh, Emmett? Y la conversación cambió de nuevo, centrándonos en su propuesta de las vacaciones. Un tema más que interesante, por supuesto. Escuché atentamente los planes de Alice relacionados con su colección de moda. Sabía que el ir ahí le haría feliz, y eso compensaría cualquier problema que pudiera tener. Así que me parecía una gran idea. Además... se decía que París era la ciudad del amor, ¿no? Una semana ahí podía estar centrada en más cosas que únicamente Versace. Y después... al parecer tenía elección de destino. - ¿A dónde yo quiera ir? Hmm... - Me lo pensé durante unos minutos. No era una elección fácil. - Bueno, ya que estaremos cerca... no sé, podríamos coger una pequeña cabaña en los Alpes. No hay mucha gente ahí arriba, el paisaje es bonito... ¿qué te parece?
avatar
Jasper Hale
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 50
Monedas de oro : 110
Fecha de inscripción : 31/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por M. Alice B. Cullen el Lun 16 Ene - 9:12

mientras el tiempo pasaba mis ojos divagaban por todo el lugar, siempre había dicho que la naturaleza era relajante para mi pero aunando el hecho de la presencia de jazz ciertamente hacia maravillas, sonreí mientras su rubio compañero poco le prestaba atención a mi comentario respecto al cabello y seguia jugando con el -eso lo dices tu porque soy mmm tu novia- hizo el comentario divertida, mientras le guiñaba un ojo, era realmente entretenido comportarse como humanos adolescentes aunque solo fuera en apariencia y a través de palabras pensadas, pero ya era algo natural, nuestra conducta estaba formada para pasar desapercibidos y eso incluía nuestra forma de hablar un tanto criptica y reservada, pero con un vocabulario que no llamara excesivamente la atención, aunque su hermano y su adorable hermana no eran precisamente un bueno ejemplo ello, emmett y rose eran la comidilla del instituto en cuanto a parejas por sus demostraciones afectivas, totalmente contraria a la relación que ella tenia con jazz, le molestaba de sobremanera cuando estos hablaban mal de su esposo y en cierta ocasiones usaba su encanto para vengarse de los chicos que decían cosas impertinentes, en cuanto a ella no le prestaba la mas mínima atención a comentario que siendo una humana corriente pudiera herirla, le fastidiaban si, pero jamas le hacían sentir arrepentimiento o algo sentimiento que expresara su acuerdo con ellos, y al terminar la frase su esposo no pudo evitar soltar un bufido algo molesto -no entiendo ese empeño de catalogarte como el chico raro- comento para luego sonreirle -eres adorable y el mejor "novio" de todos, si mi reputación esta por el suelo debido a ello, pues bienvenido sea- agrego traviesamente, y es que solo quedaba reírse del tema en cuestión, aunque sabia que la mayoría era por pura envidia, su esposo tenia un aire peligroso para los instintos humanos y una mirada que pudiera hacer temblar a cualquiera, lo que lo hacia atractivo a los ojos de muchas chicas, aunque su cabellero sureño no se diera cuenta solo por verlo con ojos de imperfección -el tío raro del instituto, es bastante sexy- finalizó con diversión para luego voltearse ligeramente y darle un beso rapido en los labios.

me acomode de nuevo a mi posición inicial con una sonrisa en los labios, mientras ponía cara de falsa ofensa -pues no se de donde sacas esas cosas- hablo sin poder evitar una ligera risa que sonaba como el cantar de los pájaros -nombra alguna vez en donde supuestamente haga hecho uso de esa carita?-pregunto mientras se cruzaba de brazos para luego levantar una mano dejando a un lado el tema -mejor no digas nada creo que terminaría perdiendo- soltó de improvisto al tener una ligera vision de todas y cada uno de los momentos, sonrio con malicia -dejalo en que yo soy adorable y mi rostro solito hace posible que nadie se me resista- odiaba perder y no seria este un caso contrario a ello, el mismo sabia que quien apostaba conmigo iba en una desventaja abrumadora, ya todos habían aprendido, menos Emmett por supuesto con él era divertido jugar, siempre queriendo ganar pero nunca lograndolo, su terquedad era tan que lo hacia a sus ojos uno de sus hermanos mas divertido.

escucho la propuesto de su esposo y no pudo evitar emocionarse, la idea era sumamente tentadora, estar en parís una semana y luego irse a una cabaña en los alpes le gustaba de sobremanera eran una vacaciones ideales, solo los dos sin distracciones y permitiendoles relajarse como debe ser -me encanta la idea, caballero, encanta acepto ir en su compañia a los alpes- menciono con una falsa vos de seriedad y de manera solemne para luego reirse ligeramente -disfrutaremos enormemente estas vacaciones sin lugar a dudas- no tenia que ver el futuro para saberlo, en cualquier donde fuera con su esposo siempre seria lo mejor, de eso no tenia la menor duda, pensó en su hermano y se le antojo un tanto egoísta hacer planes cuando el estaba con tanta presión, pero la idea de planear algo a futuro y que este se realizara era solo una prueba que todo se solucionaría, pues ni ella ni jazz se irian de forks sin haber mandado a su sobrina a donde pertenecía y solucionar lo que ponía en peligro a su familia -mantengamos nuestros planes lejos de la mente curiosa de edward- comento tranquilamente -conociéndolo ya lo veré culpandose de no irnos antes de viaje por su culpa- suspiro aunque no era necesario pero lo hizo por costumbre, lo miro sonriendo ligeramente, tenerlo a su lado era lo mejor que podía pasarle.
avatar
M. Alice B. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 531
Monedas de oro : 423
Fecha de inscripción : 08/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
0/0  (0/0)
Velocidad:
0/0  (0/0)
Litro de Sangre:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por Jasper Hale el Lun 16 Ene - 15:23

Concentrado como estaba en darle vueltas al oscuro mechón entre mis dedos, sonreí disimuladamente cuando dijo que mi opinión estaba influenciada por el hecho de que yo estaba "saliendo" con ella. Mentira, mi opinión era bastante objetiva. No del todo, pero sí bastante. - No, eso lo digo porque es verdad. Y si alguien te dice lo contrario, ya hablaré yo con él. - Y, si eso llegaba a ocurrir, me encargaría de que al susodicho se le pasaran las ganas de volver a hacer un comentario como aquel. Lo bueno de ser yo era que podía hacer que la gente se asustara fácilmente sin mover un dedo. Y no sabría de dónde le provenía tal sensación. No solía usarlo a menudo, porque me parecía una intrusión en toda regla de los sentimientos de los humanos, y aquello era algo que no me gustaba. Pero de haber hecho alguien un comentario de aquel tipo sobre Alice, yo habría actuado con mucho gusto de aquella manera. Al oírla bufar, arqueé una ceja. - Fácil. Me consideran raro porque no es normal estar todo el día tenso, sin sonreír, y como si tuviera ganas de salir corriendo. En las clases se oyen cosas más interesantes de las que dice el profesor. - Sonreí. Así que en el fondo tampoco le importaba su reputación, si el problema para ella era yo. Bueno, había cosas peores, eso era cierto. - ¿Bastante sexy? Creía que habíamos quedado que el tío raro era yo. - Iba a decir algo más, pero fui silenciado por un rápido beso. Gajes del oficio.

Uy, ahora se hacía la inocente. ¿Quería que le dijera cuántas veces había usado esa carita? No, mejor aún, quería que le dijese una vez en la que la había usado. Abrí la boca para responder, pero en el tiempo que tardé en elegir una (es que había variedad) ella se me adelantó, a sabiendas de que iba a perder. Lástima, habría estado bien ganarla por una vez. Sonreí. Por supuesto que era adorable. - Bueno, eso ya lo sabíamos. Dime una sola vez en la que yo haya sabido decirte que no a ir de compras. - Respuesta: cero. Yo no podía decirle no. Me era... físicamente imposible, por decirlo de alguna manera.

A pesar de que sabía que no la había sorprendido, porque ella seguramente sabía antes que yo lo que iba a contestar, me hizo ilusión ver que le gustaba la idea. Yo era más de parajes tranquilos que de convenciones de moda, así que me lo iba a pasar bien si finalmente subíamos unos días a las montañas. - Eso espero, que las disfrutemos. Si no, no serían vacaciones. - Nah, sería algo muy raro, pero vacaciones no. Entendía de viajar de un lado para otro de una manera no agradable y no, no eran vacaciones. Era un infierno. Y lo de Edward... bueno, eso lo podía solucionar yo. Alguna ventaja tenía que tener el ser empático. - No te preocupes por Edward. Si nos descubre, y se siente culpable, yo le calmo. No me costará demasiado. - Y él, seguramente, tampoco llegaría a saber que había sido por mí. Cosas de tranquilizarse, que no tenías ganas de averiguar demasiadas cosas.
avatar
Jasper Hale
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 50
Monedas de oro : 110
Fecha de inscripción : 31/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por M. Alice B. Cullen el Sáb 21 Ene - 7:17

en algún momento de la conversación cerró los ojos simplemente para disfrutar del momento en que estaba, no era necesario, sin embargo le encantaba, sin dejarse influenciar por lo que su mirada podía observar a su alrededor, que dicho sea de paso era mucho más de lo cualquier humano podría ver, se concentraba en la sensación de la mano de jazz que jugaban con su cabello lentamente, pausadamente, su tacto era agradable, logrando que su mente llegara a un estado de semi-relajación, cosa que hace mucho tiempo necesitaba -me parece que todos saben eso- soltó a su comentario un tanto divertida -puedo asegurar que la mayoría tiene mucho cuidado de decir algo que pueda molestarte y eso me incluye en el paquete de "no hablar mal"- agrego recordando las muchas veces en que los chicos bajaban el tono de voz al verme aunque podía escucharlos perfectamente y sabia lo que decían resultaba un tanto entretenido ver como su mirada pasaban de mi a observar alrededor si estaba jazz para seguir hablando, porque aunque no eran valientes para decir nada en mi presencia, cuando su esposo aparecía tenían doble precaución, a veces simplemente por ser algo mala les sonreía como cual ángel caído del cielo simplemente para observar sus reacciones que eran toda una gama de "colores", ella era una persona adorable, tranquila y feliz en la mayoría de las ocasiones sin embargo podía ser una persona maliciosa, traviesa y un tanto cruel cuando quería, abrió los ojos tras escuchar sus palabras y me encogió de hombros -tu solo escuchas lo que quieres oír- agrego simplemente y era verdad, ciertamente la mayoría hablaba sobre su forma de ser tan cerrada, seria, tensa como si odiara el lugar, mas sin embargo muchos también hablaban de lo "cool" que era en sus momentos, aunque no tan seguido como lo primero, lo que le hacia sonreír si conocieran en verdad a su esposo (cosa imposible para ellos) se darían cuenta de la maravilla de persona (amen porque es solo de ella) -sin embargo ya sabes en la secundaria, hablar de otros es la moda, mmm si tu eres el chico raro que podría ser yo?- pregunto como quien no quiere la cosa en su voz se podía notar las ganas de reírse, las actitudes adolescentes eran mucho más interesante que escuchar las clases del profesor en donde ella o cualquiera de sus hermanos podría dar mucho mejor como dijo su esposo hay cosas muchos mas interesantes en el aula que la materia como tal, sonrió al escuchar sus comentarios-raro y sexy una excelente combinación- finalizo después de haberle dado el beso en los labios -no se tu pero a mi me fascina- le guiño un ojo y se acoplo mejor en el regazo de su esposo.

levanto una ceja con evidente diversión sabiendo que su silencio era propio de sus pensamientos pues de seguro mencionaría una gran cantidad de veces en que usando mis pequeñas influencias y según el la carita de "lo vas a hacer", y siempre precavida y porque me encantaba dejarlo con las ganas de casi ganar pero no hacerlo, cerré el tema con una carita adorablemente inocente, y cuando el no hizo incampie en el tema supo que nuevamente había ganado, su esposo era sin lugar a duda alguien muy consentidor -nunca querido eso lo se, después de todos no puedes dejar a tu adorable novia que cargue todo esos paquetes que son tan pesados- comento con falsa preocupación para luego soltar una carcajada ligera y volteaba levemente el rostro para mirarlo fijamente -lo que te vuelve mucho mas encantador de lo que ya eres- sonriendo con amor y cariño, después de todo sabia el enorme sacrificio que para el significaba, no por temor a que me molestara (cosa imposible), sino por estar rodeado de tantas personas y su olor.

su esposo era una persona única y aunque eran tan opuestos en muchos aspectos se complementaba perfectamente lo que hacia que su relación fuera de maravilla y hacer pequeñas concesiones entre ellos era lo que mejor hacían, yo era feliz con mi semana de la moda de París y mi encantador esposo con el viaje a los alpes, saber organizar las cosas era lo que mejor se me daba y tenia la sensacion de que ambas de acoplaban perfectamente - así sera, ya veras, igual simplemente el que estes conmigo lo hacen las vacaciones ideales, lo demás es un complemento- menciono en respuesta a sus palabras aunque no negaba que la hacia enormemente feliz poder poner en sus manos la nueva colección en ropa y accesorios, le encantaba estar a la moda y si después de ello iba a relajarse en un lugar alejado podía darse por complacida -entonces cuento contigo, ya tiene demasiado con todo lo que pasa- termino de hablar un tanto seria, no le gustaba todo lo que estaba pasando en estos momentos, pero supo que la presencia de jazz podria lograr que su hermano empezara a relajarse un poco, no por el precisamente (tenia tanto peso sobre sus hombros que si fuera humano estaria devastado) si no por su compañero.


avatar
M. Alice B. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 531
Monedas de oro : 423
Fecha de inscripción : 08/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
0/0  (0/0)
Velocidad:
0/0  (0/0)
Litro de Sangre:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por Jasper Hale el Dom 22 Ene - 15:21

Podía percibir como paulatinamente, a un ritmo lento, Alice se iba relajando. Sonreí para mis adentros. No había necesitado de mi don para ello, lo cual era bastante revelador. Solté finalmente el mechón de su cabello, y dejé la mano apoyada en su nuca, en un gesto cariñoso, con una pequeña sonrisa en el rostro. - Oh, me alegro de que lo sepan. Eso reduce bastante las posibilidades de que digan algo de lo que luego se puedan arrepentir. - A veces el miedo actuaba de una manera excelente a la hora de disuadir a la gente de que hiciera según qué cosas. Y eso acababa siendo mejor para ellos, sin lugar a dudas. - Simplemente notan que es mejor no llevarme la contraria. Y menos cuando se trata de ti. - Exactamente. Si podía, y me era posible, me pegaba a los talones de Alice, y la acompañaba adonde fuera, sin llegar a ser tan empalagoso como Emmett y Rose. Solamente estaba ahí, nada más. Pero era suficiente para que el resto de los estudiantes se dieran cuenta de qué tipo de comentarios eran buena idea... y cuáles no. Y con eso me bastaba. Su siguiente comentario me sorprendió. ¿Que solamente escuchaba lo que quería? No... eso no era verdad. Yo... oía lo que oía. Fruncí el ceño, extrañado, pero no tuve que contestar nada, porque al momento ella ya me había salido con otra cosa. Relajé la expresión de inmediato, al notar la diversión en su voz. Pregunta interesante donde las hubiera, aquella. Yo no conocía la respuesta... pero sí podía darle mi opinión. - Tú eres la envidia de la mayoría de chicas por aquí... y también la única suficientemente valiente como para salir conmigo. - Teniendo en cuenta que yo en clase solamente podía pensar en el tiempo que quedaba, distrayéndome con lo que se veía por la ventana, era fácil que me perdiera en mis pensamientos, y la mayoría se concentraban en ella. Me reafirmé en mi decisión: en el próximo instituto, en sus asignaturas. Puse los ojos en blanco. ¿Sexy? ¿Excelente combinación? Tenía más fe en mí de la que merecía. Aunque aquello no era ninguna novedad. - ¿Te había dicho alguna vez que tienes un gusto de lo más extraño? - Y menos mal que lo tenía. Si no, no se habría fijado en mí.

Arqueé una ceja, burlón. No, si ya sabía que a ella, lo de cargar paquetes le estorbaba el seguir comprando. Por eso la acompañaba, para hacerle las veces de mayordomo. Pero me lo pasaba bien al verla disfrutar ante las nuevas cosas, así que no me importaba. - ¿Qué clase de caballero sería si dejara que mi esposa cargara con todo? - Además, el centrarme en ella reducía drásticamente mis pensamientos en torno a la presencia de multitud de humanos, que provocaban que la sed me quemara en la garganta. Así que podía salir más o menos airoso del paso, con un esfuerzo algo menor del que me suponían otras actividades. No añadí nada más, a pesar de que Alice sí que lo hizo. Yo no lo veía necesario, y tampoco me consideraba del todo encantador. Pero bueno.

Asentí cuando dijo que el hecho de que estuviera con ella haría que las vacaciones fueran perfectas. Yo me habría ido incluso a China, el país más poblado del mundo, solo para seguirla, así que coincidía del todo con la idea. Con tal de desconectar de lo que estaba pasando en Forks, y el lío que estábamos teniendo, lo que fuera. - Ahá. Estoy de acuerdo con eso. - Al notar que se ponía un poco seria al hablar de Edward, me incliné un poco y le di otro beso en la mejilla. No quería manipular sus emociones si ella no me lo pedía, o no era absolutamente necesario, pero de alguna manera tenía que decirle que no tenía que preocuparse. - Tranquila. Haré lo que pueda.
avatar
Jasper Hale
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 50
Monedas de oro : 110
Fecha de inscripción : 31/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por M. Alice B. Cullen el Sáb 28 Ene - 13:09

Escuchar a su esposo rebatir algunas de sus opiniones le hacia reir en su momento, este tipo de conversaciones eran de las que mas añoraba cuando no estaba junto a él, lo cual podria decirse que no era todo el tiempo, y es que ninguno de los dos podia estar mucho tiempo separado, simplemente era imposible, de alguna manera siempre buscabamos estar cerca, solamente cuando era estrictamente necesario estabamos en lugares diferentes, ya fuera por las clases o simplemente porque cada uno necesitaramos un momento en donde poner en orden nuestros pensamientos, cosa que era valida y ambos lo respetaban, abrió lentamente los ojos al sentir como la mano de su querido rubio cambiaba de posición y se colocaba en la nuca, las vibraciones que se extendían por su cuerpo era una clara muestra de placer, relajante y delicioso, levanto una ceja con cierta comicidad al escuchar su comentario en referencia a nuestra conversación -aunque debo decir que yo podría perfectamente defenderme sola- contradijo haciendo un puchero un tanto divertido -pero no me quejo, el tener un caballero galante a mi lado protegiéndome es sumamente entretenido- dijo alegremente, mientras lleva su mano para unirla con la mano que tiene libre tranquilamente -y nos permite pasar mas tiempo juntos sin las interrupciones de los demás chicos- lo que era totalmente cierto, la amenaza latente que transmitia su esposo era mucho mayor que la que podria tener alguno de ellos y es que el tener que estar siempre en constante vigilancia alejandose del olor de la sangre humana podia resultar para quien no lo conociera un signo de ostilidad mayor, para ella era innecesario pues sabia que jamas atacaría a una persona, pero él lejos de confiar en si mismo prefería tomar todas las precauciones necesarias -valentia???- pregunto con una suave risa que se escucho por todo el lugar -pues debo decir que entonces me considero afortunada de ser la "unica valiente"- hablo con un deje de ironia en la voz pero sin quitar la diversion de la misma -y para que sepas mi gusto es exquisito, no tiene nada extraño- se volteo una segundo para mirarlo a la cara -lo que pasa es que yo puedo ver la belleza que otros no saben apreciar- se encogio de hombros despues de guiñarle un ojo y acomodarse nuevamente en la posicion que estaba -lo extraño para alguno es el tesoro de otros supongo- finalizo tranquilamente, despues de todo era una verdad para ella, para ella jazz era el mayor tesoro encontrado, el inicio de su existencia nunca podia haber sido mejor sin su presencia.

cambiar de tema era su mayor cualidad y la conversación giraba siempre a temas que variaban como si se tratara de un caleidoscopio girando constantemente -uno muy descortés, cosa que no se aplica en tu persona- contesto su pregunta con diversion para negar con la cabeza -comprar contigo es mucho mas entretenido que hacer que edward me acompañe- hizo un mohin recordando como su hermano cuando lograba convencerlo que la acompañara (cuando su esposo estaba de viaje) siempre lograba abandonarla en mitad de las compras -que puedo decir, solo tu y solo tu- menciono con diversion restandole importancia al asunto.

sentirse relajada era un lujo que poco tenia y cuando lo lograba solo era en contadas ocasiones, aunque se le antojaba irse en este instante de viaje solo para lograr que su mente tuviera una mejor visión de lo que pasaría se le torno egoísta y falto de compromiso para con su familia, así que el saber que lo haría en su momento se le antojaba una esperanza a largo plazo de volver todo a su cause, escuchar a su esposo estar de acuerdo en sus palabras le hizo sonreír y el recibir su apoyo en cuando a edward sabia que era innecesario después de todo él lo haría sin que tuviera que decirle nada, su naturaleza empatica lo invitaba a mantener el ambiente en calma, aunque muchas veces se escapaba de sus manos, aprovechando el momento decidió visualizar un poco del futuro, haber que podía encontrar, pero solo observo momentos nublosos, decisiones por tomar, pero nada concreto y en parte la frustro demasiado, trato de no transmitir su molestia para no incomodar con sus emociones a su esposo y cerro los ojos queriendo por un segundo masajear su cien como si tuviera el mismo efecto tranquilizador que tenia con los humanos.


avatar
M. Alice B. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 531
Monedas de oro : 423
Fecha de inscripción : 08/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
0/0  (0/0)
Velocidad:
0/0  (0/0)
Litro de Sangre:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por Jasper Hale el Lun 30 Ene - 14:17

Asentí con la cabeza ante sus palabras. Claro que sabía que podía defenderse sola: la había visto en acción, y sabía que detrás de esa chica bajita y de aspecto frágil se escondía alguien más que capaz. Pero, aún así, eso no podía cambiar el hecho de que yo solamente estaba tranquilo sabiendo que ella no estaba expuesta a peligro alguno, ni siquiera de lejos. - ¿Sumamente entretenido? - No eran las palabras que yo habría usado, ni mucho menos, pero era otra manera de verlo. Además, tenía razón en lo último que había dicho. Ninguno de nosotros cinco se relacionaba demasiado con el resto de estudiantes, más allá de un par de palabras de cortesía o una disculpa por haber chocado contra alguien en el pasillo. Sin embargo, yo ni siquiera hacía eso. Simplemente giraba la cara, y seguía andando. Quizás por eso no se acercaban demasiado a mí, debía parecerles demasiado antisocial. - Eso sí que es verdad. No creo que les parezca una buena idea venir a tocarnos las narices. - El oírla reír hizo que yo también soltara un par de carcajadas, en un registro de voz más grave, obviamente, en armonía con la suya. - Y yo me considero más que afortunado de que sigas conmigo. De verdad. - Aunque todavía no sabía qué había hecho para merecer semejante regalo, su compañía era lo que más valoraba en el mundo. Y por ella sería capaz de hacer cualquier cosa. Su siguiente comentario me sorprendió. "Belleza" no era un concepto que soliera relacionar conmigo mismo. Para nada. - Para gustos, los colores. Pero supongo que tienes razón, no hay más que ver todo lo que has conseguido hacer conmigo desde que me encontraste. - Me estaba refiriendo, por supuesto, a todo lo que yo había cambiado gracias a ella. Antes de conocerla no era ni nada ni nadie, y ahora... bueno, por lo menos ahora era feliz. Que ya era algo.

Sonreí un poco más cuando dijo que la descortesía no era algo que pudiera aplicárseme. Si hubiera pasado en aquel momento algún estudiante despistado por aquí, y se hubiera quedado un rato escuchando la conversación, aparte de no enterarse de la mitad, se habría quedado de piedra. ¿El rubio rarito sonriendo tanto? ¿Desde cuando? - Me enseñaron modales para complacer a las damas como usted, señorita. Así que me alegro de que disfrute con mi compañía. - Arqueé una ceja. ¿Edward, de compras? Pero si era peor que yo. - Igual algún día te cansas de tan poca variedad. Y me encuentras aburrido. - Ladeé la cabeza. Era una opción que estaba siempre presente en el fondo de mi mente, aunque no solía pensar en ella. ¿Y si algún día se daba cuenta de que merecía más, y se iba? ¿Y si algún día se cansaba de mí? Era más que probable.

Una frustración que no era mía me invadió durante unos segundos, y arqueé una ceja en dirección a Alice, al darme cuenta de que la estaba disimulando. Seguramente para que no la notara. - ¿Qué pasa? - Si no quería contármelo, no iba a insistir, pero la verdad era que me gustaría ayudarla, de ser posible. Eso sí: a menos que me lo pidiera, no intentaría calmarla. Sabía por propia experiencia lo que se sentía cuando alguien te influenciaba sin tu permiso, y no quería hacérselo a ella. Aunque fuera para que se tranquilizara.
avatar
Jasper Hale
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 50
Monedas de oro : 110
Fecha de inscripción : 31/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por M. Alice B. Cullen el Lun 6 Feb - 21:36

Su mirada empezó a vagar alrededor del lugar, viendo como poco a poco el tiempo iba volviéndose mas húmedo, las hojas que antes estaban altivas, ahora se veian pesadas producto de las pequeñas gotas que caian sobre ellas, el rocio propio de esa zona se intensificaba paulatinamente, lo cual era en parte interesante observarlo si tomaba en cuenta que podía contar las gotas que caían, aun estando lejos, su aguda vista le permitía apreciar con exactitud tal momento, tan claro como si estuviera a pocos milímetros de ellas, le gustaba, siempre había sido así, se podía ver como una especie de terapia auto impuesta que aplicaba cuando su mente quería alejar todo aquello que le molestaba,dejar solo fluir el momento en el que se encontraba, cosa que lograba un estado de animo perfecto, aplicado para cuando necesitaba ver aquello que estaba ligeramente oculto entre las cortinas del futuro, cosa que últimamente se había vuelto mas denso y oscuro cuando de su sobrina se aplicaba -su instinto de sobreviviencia los previene de hacerlo- comento recordando como muchos humanos daban media vuelta o no nos miraban por temor, mil y una razones pero todas rondando con el tema principal "precaución", nada como ellos para detectar consciente e inconsciente aquello fuera de su "normalidad", quien hubiera imaginado que momentos antes su mente estaba en otro lado, pero así era ella podía pensar en otras cosas pero siempre su mente estaba en el lugar exacto en el momento indicado, sonrió un tanto divertida ante sus siguientes palabras -simplemente nunca estaremos de acuerdo en ese punto- dijo mientras hacia un puchero y lo miraba de reojo, desde que lo conocía jamas había logrado que dejara de pensar que podía cansarse de él, las palabras no eran validas, solo los hechos podían confirmarlo y tenia toda una eternidad para hacerlo, sabia que para ella no habría nadie mas, así como para él ella era única -supongo que solo mi presencia a tu lado, puede ratificar mi opinión, siempre estaré a tu lado y nunca me cansare de ello- musito ligeramente, poniendo sonido a sus pensamientos con una media sonrisa, mientras volvió su vista a un punto infinito en el espacio y sin poder evitar (tampoco es que quisiera) rió bajito ante su comentario -no me des mas crédito del que realmente tengo, después de todo tu has cambiado porque así has querido, lo mio simplemente a sido pequeños retoques- se encogió de hombros, poco podía haber hecho por su esposo si el no hubiera querido cambiar, todo lo que había logrado era por su propio deseo, aunque internamente esperaba que su ayuda haya mejorado todo, era feliz cuando él lo era, asi de simple, asi de llano, sin doble intensiones, podían tener muchas diferencias, ser polo opuestos, pero era un completo "eres la oscuridad que me hacia falta" recito mentalmente mientras se incorporaba y lo miraba a los ojos sonriendo "y yo quiero ser la luz que siempre necesitaste" completo mientras le sonreia y sus ojos brillaban felices.

-el placer es todo mio, caballero, tenerlo siempre a mi disposición es un disfrute que no puedo evitar sentir- menciono con un todo de voz divertido y alegre, se sentía bien tener a alguien como su esposo, siempre pendiente de ella, y sobre todo complaciendola aunque no le guste salir de compras -aburrido?? mejor no respondo a ello- finalizo mientras rueda sus ojos como dandole a entender que no le agradaba su comentario, si puedo se molestaria con el, pero simplemente era dificil hacerlo, solo esperaba que las palabras antes pronunciadas, tendrian en el un efecto mucho mas positivo de lo que tenia en este momento "bueno en parte es agradable hacerle ver cuando equivocado esta en ocasiones" penso refiriendose a las veces en que le hacia sentir todo lo que podia cuando estaba a su lado, le gustaba que el viera el gran amor que le profesaba, y es que las palabras muchas veces no tenian sentido cuando se negaban a creer completamente en ellas.

por minutos nos quedamos así, en silencio, cada uno pensando en sus cosas, algo agradable y es que poder compartir momentos así, hablaba mucho de lo que ambos sentían respecto a la cercanía del otro, sin embargo nuevamente su mente volvía a aquello que tanto la perturbaba, quería poder saber exactamente lo que pasaba, que el velo de aquello que se le ocultaba cayera y le permitiera ver el futuro, pero no era así, mientras mas pasaba el tiempo todo se distorsionaba, las palabras de su esposo la sacaron de ese sentimiento molesto que trataba de ocultar -solo quisiera tener una mejor vista del futuro- comento simplemente mientras suspiraba que aunque no era necesario para ella solo podia significar tratar de relajarse -me siento inutil cuando no puedo ayudar- finalizo mientras cerraba los ojos y se recostaba en su esposo, sabia que la raiz del problema era mucho mas profundo que eso, pero no le gustaba tener secretos con su compañero, salvo que estos sean esenciales y necesarios para evitar que él pudiera salir lastimado, por ahora tenia que relajarse, nada lograría si sus sentimientos entraban en conflictos, con la cabeza fria quizas pudiera tener una mejor idea de que hacer, para ayudar y mejorar la situación.
avatar
M. Alice B. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 531
Monedas de oro : 423
Fecha de inscripción : 08/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
0/0  (0/0)
Velocidad:
0/0  (0/0)
Litro de Sangre:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por Jasper Hale el Jue 9 Feb - 15:14

Me pregunté a mí mismo, más por curiosidad que por otra cosa, si ya habría empezado la siguiente hora de clases, o si alguien se habría dado cuenta de que tanto Alice como yo habíamos desaparecido del edificio principal del instituto. Supuse que no, y aunque lo hubieran hecho, yo tenía clase de historia... y, sinceramente, ¿qué podía explicarme el profesor sobre la Guerra Civil que yo no supiera ya? Probablemente, yo podría añadir incluso un par de detalles al temario impuesto por el instituto, si me lo propusiera. Pero no, no era mi estilo, prefería quedarme en mi eterno banco de la última fila... o, directamente, saltarme la clase, como en aquella ocasión. Lo que ella me dijo, me dio que pensar. ¿Instinto de supervivencia? Era lo que hacía que cualquier vampiro con dos ojos en la cara se tensara al verme las cicatrices por primera vez... excepto ella. - Ahá, eso es algo que los humanos tienen bastante desarrollado... no como tú, que te acercas al primer desconocido peligroso que te encuentras en una cafetería. - Sonreí. El hecho de que ella, después de haber visto gran parte de lo que había estado haciendo durante años, no se hubiera asustado nunca de mí decía mucho en su favor, y también en el mío. Aunque eso último fuera algo que no iba a admitir fácilmente, y menos en voz alta. - Supongo que tienes razón, no nos pondremos de acuerdo. Nada podrá convencerme jamás de que tú no mereces a alguien mejor que yo. - Su último comentario me hizo sonreír. No podía imaginar nada mejor que pasar una eternidad a su lado, simplemente disfrutando de su compañía. Así que no dije nada por rebatirlo, porque nadie deseaba más que yo que aquello acabara siendo de aquella manera. Sin embargo, con su respuesta no estaba de acuerdo. Me pasé una mano por el pelo, a través de los rizos, intentando encontrar una manera de hacerle entender mi punto de vista. - Alice... yo siempre he cambiado y cambiaré por ti. Por supuesto que tienes tú todo el mérito. - Capté su sonrisa, y dejé de hablar para devolvérsela, preguntándome internamente qué estaría pensando en aquellos momentos por su cabecita. Daría y haría cualquier cosa por asegurar que ella pudiera sonreír siempre de aquella manera, sin tener que preocuparse por nada.

Ante sus palabras, incliné la cabeza, como todo buen caballero sureño habría hecho en mi época al recibir un cumplido como aquel, y más si éste provenía de los labios de una dama tan especial. Si había algún comportamiento en los adolescentes "actuales" que no podía soportar, y que me ponía realmente furioso, era cuando le faltaban al respeto a cualquier señorita a la cara. Obviamente, aunque pasaba más a menudo de lo que me gustaría, jamás había intervenido en una situación así... porque nadie lo había intentado nunca con mi esposa. Si alguna vez llegaba a pasar, ese día, sintiéndolo mucho, se acabaría nuestra tapadera en Forks... y tampoco me arrepentiría demasiado de ello. - Entonces, señorita, seguiré con ello... si a usted no le importa. - Nada era más importante para mí que ella, su felicidad y su seguridad, así que atender a cualquier necesidad que ella pudiera tener, por nimia que fuera, se convertía en mi prioridad. Sin discusión posible. Reí por lo bajo al ver cómo ponía los ojos en blanco, y se negaba a decir nada. Por lo visto, no quería discutírmelo. Como ya había dicho antes ella misma, era poco probable que nos pusiéramos de acuerdo en ello. Yo seguiría considerándome irremediablemente aburrido en comparación con el resto de personas normales, dijera lo que dijera Alice.

Me mantuve en silencio, observándola cuidadosamente mientras notaba como un sentimiento de inconformidad se iba extendiendo lentamente por el ambiente. No dije nada, esperando a que ella me lo contara por sí misma. Tenía paciencia, podía esperar a que Alice quisiera explicármelo, si realmente quería hacerlo. Al final, rompió el silencio, con una leve nota de molestia y resignación en la voz, y un suspiro. Al oírla, fruncí el ceño. ¿Inútil, ella? Sabía que no poder ver el futuro la frustraba sobremanera, y a mi modo, podía entenderlo (a mí me costaría muchísimo adaptarme a un entorno desconocido sin poder percibir ninguna de las emociones que fluían por él). Pero mientras ella no pudiera vigilar lo que venía, yo estaría alerta por los dos. A ella no podía caberle la menor duda de eso. Cuando noté que se recostaba contra mí, acomodé mis brazos en torno a su cintura, acercando su espalda contra mi pecho, en un intento de transmitirle una sensación de seguridad y calma, tanto con mi presencia como con mi don, mandándole oleadas de tranquilidad. - ¿Inútil, tú? Eso es absurdo. - Apoyé mi mejilla en la parte superior de su cabeza, sintiendo bajo mi piel la suavidad de sus mechones de pelo, cortos y oscuros. - Tú siempre has hecho, y estás haciendo, más cosas que la mitad de nosotros juntos. Nadie podrá decir jamás eso de ti. - A pesar de que ella no pudo verlo, esbocé una media sonrisa. ¿Inútil? ¿Ella? Conceptos opuestos.

Off: Ala, toma clase de Filosofía Very Happy
avatar
Jasper Hale
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 50
Monedas de oro : 110
Fecha de inscripción : 31/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por M. Alice B. Cullen el Mar 21 Feb - 10:25

Aunque no sabía la hora exacta podía darse cuenta que la hora de receso había terminado hacia algunos minutos atrás, recordaba el leve sonar de la campana dando inicio a las clases correspondiente, el murmullo distante de los alumnos caminando a las aulas y el silencio que se iba haciendo cada vez más evidente en los corredores del pasillo, porque aun estando lejos su audición era perfecta y como siempre podía distinguir los sonidos a la distancia aun cuando estos en su mayoría están difusos por trinar de los pájaros y los ruidos provenientes de la carretera los cuales se mezclaban entre ellos, usualmente evitaba enfocarse en los sonidos que se producían a la lejanía pero a veces le servía para cuando quería estar pendiente de alguna situación, aun pudiendo ver el futuro en ocasiones usar sus sentidos era una manera práctica de entrenarlos sin ser necesario -oh pero técnicamente no eras un desconocido, te veía todo el tiempo en mis visiones y pues no me parecías peligroso aun ahora todavía no me lo pareces- comento divertida mientras le sacaba la lengua como una niña pequeña, ella por muchos años vio la vida que llevaba su compañero, nunca le produjo temor, más bien el deseo de conocerlo se hizo tan intenso que supo sin lugar a duda donde debía estar ella, por eso su futuro y el de jazz se vio escrito mucho antes de encontrarse, jamás se arrepintió de haber tomado aquella decisión, con el tiempo solo podía reafirmar su decisión del pasado -en tal caso, me sorprende que vos siendo quien eres, tomaras de mi mano sin preguntar- le guiño un ojo traviesamente -aunque por supuesto mi encantadora presencia no era fácil de ignorar- y aunque lo decía alegremente, ciertamente y aun después de muchos años todavía ser sorprendía como su esposo nunca dudo de su palabra cuando se le acerco la primera vez, recordar que aun con su confianza eterna, el temor leve de que su decisión cambiara estuvo presente en cada oportunidad que se le presentaba para conocerlo y cuando casi perdía las esperanzas, su visión se realizo en aquella cafetería -y tu no lograras que yo piense eso, así que digamos que es un empate, por ahora por supuesto- hizo un puchero mientras lo miraba de reojo y sus ojos brillaban divertidos -eres realmente terco, lo sabías verdad?- mascullo con falso enfado y con unas ganas de reírse, porque era claro que ambos eran terco, cuantas veces habían tenido ya esta conversación a lo largo de su relación? muchísimas y siempre era lo mismo, quizás ya era un punto a tratar en nuestras conversaciones de manera natural, de igual manera era entretenido, porque aunque para los demás le resultaría aburrido escucharlo todo el tiempo, a su manera era una forma de demostrar su cariño y viceversa, sin embargo a veces se molestaba cuando su esposo le daba demasiado merito de lo que en verdad le correspondía, quizás porque no era totalmente cierto o por lo menos ella así lo creía, lo dejo hablar mientras ella llevaba una de sus manos a un mechón de cabello como si estuviera perdida en sus pensamientos (cosa imposible) -si cambiaste es porque tú lo decidiste querido, que haya sido por mí no implica que merito sea mío, y eso es lo que me hace quererte más allá de la eternidad- finalizo mientras levantaba el rostro y lo miraba a los ojos con todo el cariño que podría expresar.

se rió al escuchar sus tan bien empleadas palabras, sin lugar a duda su esposo era un experto en decir las cosas de una manera en que cualquier chica quedaría encantada y ella por supuesto no era la excepción y ni trataba de serlo -me parece perfecto mi caballero sureño- respondió con un leve asentó texano propio de una dama de aquel lugar, mientras la comisura de sus labios tenían un sonrisa permanente, porque como era dichosa de tenerlo solo para ella, y más de la manera en que la protegía aun cuando no siempre tomaba en serio sus palabras más en referencia a la opinión que ella tenía de él y la que él tenía de sí mismo, cosa que le molestaba en muchas ocasiones pero que de igual manera no se daría por vencida -ya verás que algún día lograre convencerte de lo contrario- susurro con resolución, porque aunque no había dicho nada sobre su comentario anterior casi podía saber lo que él pensaba al respecto -ya verás- finalizó con convicción para luego perder su mirada en el amplio follaje que había a su alrededor "si mi esposo es aburrido yo vendría siendo la loca hiperactiva de la relación" pensó mientras se encogía de hombros, una pareja bastante extraña pero que se complementaban perfectamente.

Al tocar un tema tan delicado no podía evitar sentirse como me sentía, frustración, decepción, molestia tantas cosas, pero así como esos sentimientos le rondaban de repente con fuerza, asimismo desaparecieron mientras se acomodaba en entre los brazos de su esposo, sabía que estaba usando su don para mandarme la serenidad que necesitaba y aunque él sabía que no le gustaba, también se daba cuenta cuando usarlo aun sin o pedírselo esbozo una leve sonrisa mientras lo escuchaba hablar -sabias que rose me dijo algo parecido hace un par de días- comento cuando su rubio amado dejo de hablar -pero es algo que no puedo evitar, cuando más necesitan de mi ayuda, no puedo ver nada- su voz era calmada, tranquila y relajada, gracias a las ondas empáticas de su compañero -si solo pudiera ver aquello que se me oculta, podría apoyar mejor a la familia- frunció un ceño -y para complicar las cosas con Edward entre tanya y bella, mis visiones sobre su futuro cambian en menos de un segundo- suspiro aunque cuando sabía que no era necesario, en estos momentos entendía mejor a su esposo cuando se encontraba rodeado de personas y sus sentimientos le llegaban de todas las direcciones posibles, tratar de vigilar a Edward y su futuro era recibir un futuro diferente cada segundo debido a una decisión que tomo en ese momento, aunque luego cambia radicalmente al desecharla -pero supongo que por ahora lo único que puedo hacer es mirar más allá del futuro nessie- mascullo no tan convencida como quisiera, pero sabía que había algo que se escapaba de las manos que era no sabía “quizás si fuera con los vulturis podría saber algo mas especifico” pensó todavía no convencida, emmett y edward pretendían ir pero si ella se adelantaba sin decir nada podría ser útil, miro de reojo a su esposo, no le contaría nada por ahora sabia que probablemente no la dejaría ir sola.


avatar
M. Alice B. Cullen
Clan Cullen
Clan Cullen

Mensajes : 531
Monedas de oro : 423
Fecha de inscripción : 08/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
0/0  (0/0)
Velocidad:
0/0  (0/0)
Litro de Sangre:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Horas interminables [Alice]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.